Las aguas, lo primero.


Nadie nos paga por reclamar nuestra libertad, ese desorden en la percepción del fenómeno ha sido vilmente propagado en Cuba y fuera de Cuba por la cochina Seguridad del Estado. No ocurre así, porque es absurdo. Si protestamos es porque somos los que padecemos la falta de derecho y libertad, y si alguien nos auxilia nos libera del descalabro físico por el hambre y las incontables necesidades. Pero aparece el comodín del bloqueo, porque no somos los cimarrones los únicos afectados por la necesidad. Sin querer resolver ahora la cuestión acerca del bloqueo, yo creo personalmente que nada me garantiza que teniendo el Estado más solvencia económica yo y los demás dejemos de ser pobres, porque ya vemos lo que hacen con Internet, se reservan el derecho de otorgar ese derecho a la información, considerado un privilegio, a la clase de sus adeptos. Las personas en Cuba que defienden sus derechos lo hacen por ser las únicas afectadas por la falta de derecho. Además, se quedan sin trabajo. Si consiguen quebrarlas habrán de aspirar a limpiar los pisos donde escupen los tiranos y los esclavos.
Ayer solicité ayuda de la encargada del edificio donde vivo, para darle solución a un pequeño goteo de agua, en la rosca de la tubería del reloj contador, que me obligó a poner cubitos que debía cambiar a cada hora, y alguna vez secar el charco en el pasillo común a tres apartamentos. Como no tengo dinero para resolverlo yo sola y una vecina violenta quiso fajarse conmigo, pedí casi desesperada ayuda de los vecinos. Cuando la señora encargada me negó ayuda al menos para apaciguar el odio de mi vecina, me dijo que tenía que resolverlo todo yo sola. Le dije que existe en Cuba un fenómeno como el Apartheid pero ideológico, ya que mi vecina podía entrarle a piñazos a mi puerta, gritarme: “¡pendeja!” por no querer responder a su lenguaje de golpes, y cerrar la llave de paso del agua a mi apartamento y la única opción que me quedaba mientras buscaba un plomero que me hiciera el trabajo por buena voluntad era responder con los puños a la violencia, pero la iracunda vecina era protegida por la comunidad porque es activista del CDR y va a las marchas -le dije- y los revolucionarios limpian sus pecados en la Plaza el primero de mayo. Además, me niego a robar para poder solucionar mis problemas. Me gritó la señora encargada que me fuera a “ese país que yo quiero tanto”, y yo me fui pensando que yo no quiero ningún país, el tema no es querer a los países sino quererse como persona. Yo no creo en los países, creo en mí como persona, y aquí antes de ser persona está la lealtad no a una tradición nacional sino a una ideología que promueve una especie de Apartheid. Me quedaba la opción de denunciar el ataque de mi vecina con la policía, pero sé que además de confundirme con el poder que yo acuso, enviarían a un guajiro bruto fanatizado que no mediaría para traer la paz. Finalmente Dios me ayudó, porque apareció un amigo de la adolescencia que buscó una herramienta y apretó la rosca y el agua dejó de botarse. Del tiro me he peleado para siempre con Alfredo porque nunca está cuando lo necesito.
Ya no tengo trabajo ni quiero buscarlo pero si mañana encuentro mi sustento siempre fuera del sistema seré igualmente acusada, y ahora pasando hambre también lo soy. Y ¿saben qué? Sufro cuando todas las provisiones se acaban y la ropa interior está llena de huecos, y los zapatos me los regaló mi amigo Agustín por bueno que es, pero aunque le pido a mi Padre en el cielo que nunca me falte comida y abrigo para mi hija, quiero seguir pobre para que nunca se me olvide, hasta que consiga remediarlo, lo que significa ser cubano hoy. No es para que alguien me enviara ayuda que escribo, escribo justamente para que cambie también esa situación. Es raro ser ayudado, a veces hay que aprender a aceptar la generosidad ajena. Pero eso es preferible a trabajar para el Estado aunque hagan las campañitas ideológicas y nos acusen de “mercenarios”, eso es un cuento, una calumnia que hay que desarmar. Porque lo que si es cierto es que en Cuba las personas no tienen libertad política porque tampoco tienen libertad económica. Dependen del trabajo del Estado para empezar el mes y después roban y trafican con todo tipo de mercancía para llegar al próximo mes. Quizá ni se aborrecen a sí mismos por estar robando o revendiendo o estafando, pero estoy segura que aborrecen en algún lugar secreto al Estado y si no lo dejan es porque no han logrado evadirse del sistema. Si no van a marchar- incluso ahora las personas han sido movilizadas para ir a ver al Papa- no conservan algún privilegio ni pueden aspirar a tenerlos algún día. Forma parte de la política laboral en Cuba manejar a los seres humanos al antojo del poder político. En el que casi nadie cree ya, pero los cubanos, así lo creo, no somos como los checos, gente especial, de linaje y estirpe celestial. Los cubanos han sido convertidos en toscos, chambones que se venden al único postor que tienen a su alcance: el Estado. Y así los que no viven de prebendas, o están hasta el cuello en un grado de corrupción mucho menor que la de sus amos, asisten a las marchas para “limpiar sus pecados” en la religión revolucionaria, que hasta eso ha pretendido suplantar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Las aguas, lo primero.

  1. Cafeteros dijo:

    Buena reflexion mi amigo. Al final equilibrada para los tiempos que v ivimos. Creo que ha llegado el momento de buscar una solución conjunta a la situacion cubana, que aunque quizas discrepes debe sen entre los que vivimos dentro. Somos nosotros a través del espacio que buscamos, los que estamos abligados a hacer las cosas como creemos que debe ser, sin modelos de ningun tipo y sin perder bajo ningun concepto nuestra independencia y nuestra autenticidad… aunuqe tengamos que decir mil veces que o no llegamos o nos pasamos… somo asi y punto.

    La verdad no es absoluta y eso me ha enseñado la vida. Aprovechemos entre todos lo que se ve venir para el bien de todos. Seamos martianos ante todo y salvemos la patria.

    No debemos volver a caer en individualidades de personas, que al final en el poder pretenderan hacer lo mismo que cualquier gobernante en el mundo. Te pongo un ejemplo sencillo. Durante la visita del papa, fueron detenidos un grupo de los llamados opositores al Gobierno, unos conocidos y otros por conocer. Ahora yo me pregunto, porque además pude seguir VOCES a traves de internet, porque era una de las formas de informarme lo que sucedia. A los principales cabecillas, pongamoles el nombre que le pone la policia politica, no los tocaron. Mira ni a Paya, ni aElisardo, ni a Yoani y su esposo, ni a Marta Beatriz, ni al Coco, ni Antonio, etc… De que estamos hablando entonces. Los mas comprometidos, supuestamente con el ¨IMPERIO¨ quedaron durmiendo en su casa, mientras los que los seguimos en las cárceles esperando que el ¨SANTO ¨ padre se fuera…. Hay cosas que debmeos poner a flote, si queremos sobrevivir como alternativa nueva en una sociedad que ya lo necesita.
    Un servidor….

  2. Bernardo Hernández dijo:

    ME PARECE UNA IMBECILIDAD DECIR QUE NO SE TIENEN LIBERTADES Y ALLÍ ESTÁN ESOS BLOGS, COMO EL TUYO O EL DE YOANI, FINANCIADOS POR EL ESTADO NORTEAMERICANO. UN GRUPO DE USTEDES HAN VISTO QUE EL TARIFARSE A ESAS ONG EXTRANJERAS LES DA BUEN DIVIDENDO. DEBEN DAR GRACIAS QUE NO VIVEN EN ALGUNAS “DEMOCRACIAS” SURAMERICANAS, POR MENOS, YA ESTUVIERAN TILDADOS DE TRAIDORES A LA PATRIA, Y CONDENADOS A PRESIDIO. EN REALIDAD, ESO ES LO QUE SON, TRAIDORES.

  3. Que triste lo que relatas. En esa Isla llamada Cuba, se vive como en las prisiones donde los presos envés de unirse por su causa común se dividen peleando. Cada cual tira para su lado y cada cual responde a sus interéses en medio de tantas necesidades porque aquellos que aún le sirven al régimen también reniegan del mismo. Reglas de la hipocresía.
    Es una lástima que entre propios hermanos no sean solidarios pero esa fue la siembra que hizo el régimen castro-comunista, “divides y vencerás”, sembraron odio y eso es lo que están recogiendo.

  4. Cuba es un fenómeno social de mentes tan manipuladas que unos esclavos oprimen a los otros.

  5. Te felicito, Lilianne, porque veo troles castristas en tu blog.

  6. Maria Silvia dijo:

    Lilianne, te toco un seguroso bruto y repetitivo ( Bernardo Hernandez)….pobrecito

  7. Pedro J. dijo:

    Bernardito, Bernardito, que tarea mas indigna la tuya, que poca imaginacion tienes, escribes con mayusculas para darle estatura a las cretinadas que escribes. Das lastima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s