El amor que todo lo puede


Hace 15 días empecé a leer El poder de los sin poder, de Vaclav Havel. Allí está muy bien explicado cómo la actitud sola de vivir en la verdad y de recuperar la moral y la responsabilidad, convierten al individuo que vive en una sociedad postotalitaria en una fuerza política. Y es cierto porque uno no se levanta un día queriendo ser contestatario. Mucho he pensado últimamente en las posibilidades reales, que tenemos los que soñamos activamente con el cambio para Cuba desde Cuba, de conseguirlo. Nada me garantiza que mis coterráneos, acostumbrados a vivir a escondidas para no buscarse problemas, apoyen decididamente este sueño. Como nada me asegura que no haya cruces en el camino. Por eso me pongo en las manos de Dios Padre, que Cristo me regaló. Tengo fe porque sé que nada puede contradecir la voluntad de Dios. Pero no había sido liberada del odio y la amargura hasta esta tarde en que me ha sido dado conversar con hermanos que han despertado antes que yo y que habiendo padecido mucho, como cristianos creen en el amor y en el perdón sin renunciar a su actitud transgresora de vivir en la verdad. El amor hasta sus últimas consecuencias. No quiero que se me olvide porque eso es algo que a mí me falta.
Los cubanos hemos sido sometidos a una presión ideológica tal que ha deformado nuestra humanidad. No pasa un policía o un militar por mi lado que yo no haga cara de disgusto y hasta de odio. Y no se me olvide, incluso me escandalice, que hay un ser humano detrás de ellos. Por no hablar de esos símbolos, objetos, criminales, que solo salen por la televisión y que no caminan por la calle como yo.
Que una persona que ha sufrido muchísimo más que yo, uno de los 75 de la Primavera Negra, me haya hablado de amor hasta sus últimas consecuencias y que eso no suponga dejar de pelear por nuestra libertad, a mí me ha quitado el sueño a las 4:46 de la mañana que es la hora que marca mi reloj en este precioso instante.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El amor que todo lo puede

  1. Ruben dijo:

    Lilianne!! Palabras con luz! Gracias por expresar lo que tantos gritamos en todo lugar, si no es a través del amor, entonces no será. De qué vale que peleemos por la libertad de Cuba si terminaremos nosotros mismos presos de nuestros rencores. Uno combate tanto a un enemigo que termina pareciéndose a él. Horror! Solo la verdad nos hará libres, y esa verdad debe ser dicha en amor. Y el verdadero amor no es jactancioso, no se envanece, no se irrita, no se goza en la mentira, se funda en la verdad. Solo en el poder de aquél que vino a darnos vida, y vida en abundancia podremos disfrutar la libertad de amar y transformar nuestra tierra.

  2. michelsetu dijo:

    http://michcelanea.wordpress.com ..de Cuba, leones, los cinco y los ciudadanos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s