Dejad toda esperanza…

En la tarde del lunes 30 de julio pudo verse por la televisión cubana unos pocos minutos editados de una conferencia de prensa ofrecida por uno de los dos sobrevivientes del evento que cobró la vida a Oswaldo Payá.

Aron Modig se presentó como un ciudadano sueco afiliado al partido demócrata cristiano en su país de residencia. No sabe cuándo podrá salir de Cuba y más de siete veces recalcó desconocer que la actividad que estaba realizando era ilegal. Solamente cuando conversó con la policía ésta lo forzó a aceptar su delicada situación. Es difícil para un ciudadano extranjero entender como ilegal la Declaración Universal de los Derechos Humanos y a un Estado que juzgue el ejercicio de las libertades como delitos punibles.

Sí, aunque parezca increíble en Cuba es ilegal la oposición política pacífica. La Revolución es una especie de “religión” que pretende ser irrevocable. Y el tema del dinero, en un país empobrecido y cuyo único dador permitido sería el Estado o las licencias que éste concede, reservándose el derecho de discriminar entre dinero bueno y malo, dinero revolucionario y dinero contrarreevolucionario, es el más llevado y traído por esa organización mafiosa que asegura el poder al Partido único y a sus líderes como es la Seguridad del Estado. Y este tema del dinero es “el gran delito”, la “gran prueba” para desacreditar la autenticidad de las aspiraciones libertarias, anticastristas, del pueblo cubano o de una parte cimarrona de este pueblo oprimido. Quizá sea preciso además decir que como en todos los modelos anteriores, el ser disidente en un país comunista, dictado por un líder y sus discípulos, tiene el carácter de recuperar la moral, de volverse un sujeto moral, así que eso es también lo que significa ser anticastrista y libertario en la Cuba de hoy.

Una vez más la BBC se hace eco de los intereses del gobierno. Vimos una vez más a su corresponsal defendiendo este estilo demencial de procurar la justicia social: a la luz la graduación de médicos y la “solidaridad entre los pueblos” y en la sombra lo que más pesa: la falta de derechos para los ciudadanos, el presidio político, el robo, el secuestro, el asesinato político de parte de las autoridades. Pero el corresponsal aparentemente animado por defender la utopía de la Isla del Caribe con más médicos per cápita lanzó su pregunta acerca de si estas actividades opositoras, a las que el Partido Demócrata Cristiano en Suecia que no es cualquier partido y parece ser bastante equivalente al Movimiento Cristiano Liberación ha querido donar 4 000 euros, que no han proveído ni de un tirapiedras, se realizarían en otro país. Retórica barata del corresponsal de una agencia extranjera que renuncia a ser objetiva y situarse del lado de los oprimidos por el poder. ¿Cuántos países existen en el mundo que se encuentren en la misma situación que Cuba? Incluso que tengan una agencia extranjera como la BBC, que en vez de reflejar la compleja situación del país, se sirva en sostener ante la opinión pública una perspectiva  de la realidad que en otro país sería considerada anormal, y defienda a uno de los más perversos regímenes de la historia de nuestro tiempo.

Aron Modig se veía asustado, además de haber pasado por un evento muy violento todavía está en manos de la policía política. Podemos adivinar la situación en la que se encuentran él y Carromero, que manejaba el vehículo. El Hospital debe haber estado custodiado, más aún, cercado, por la policía y los agentes del DSE, que los habría conducido para ser interrogados por dichos agentes (muy semejantes a los de la STASI que bastantes cursos debe haber impartido en Cuba), y les habrían hecho entender que Cuba es un país diferente, un lugar perdido, donde se pierden los derechos. Y seguramente de esa conferencia de prensa y las declaraciones dadas dependerá mucho su devenir.

Eso me parece suficiente para mantener la sospecha por la muerte de Harold y de Oswaldo Payá. Menos mal que sigo creyendo que en la vida y en la muerte todavía hay Dios en el Universo. Leer en estos días el Libro del Apocalipsis me hace sobrevivir a cualquier desesperanza.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s