Lima y Cruz

 

En este universo de desinformación se filtran sin embargo retazos de noticias que habría que salir a buscar si se contara con más recursos. Esos recursos imprescindibles se satanizan en la televisión nacional. Y lo que nos acontece -la desgracia y la injusticia que padece una familia, muchas familias- espera el Estado que se hundan en el silencio. Este post tiene que salir rápido aunque adolezca de algunos vacíos.

La familia Lima Cruz está en desgracia, sus voces son silenciadas. El corazón puede romperse en esta Isla y hay demasiados sordos en el mundo y los nativos no tenemos medios suficientes para combatir, sin llegar a la violencia, la injusticia. Violencia indeseada pero incluso condenada al fracaso y a peores represalias. Una energía saturniana parece recorrer el cuerpo de la Isla. Es imprescindible que cualquiera más influyente que yo reaccione compadeciéndose de los solos, los abusados: la familia Lima Cruz tiene sus dos hijos en prisión, plantados, lo que en Cuba significa infierno. Esta mañana hemos recibido un mensaje de un amigo que tiene conocimiento de que el matrimonio Lima Cruz, padre y madre de los dos hijos encarcelados, ha sido también detenido por la policía política.

La causa alegada por la fiscalía para encarcelar a los dos jóvenes el año pasado, según tengo entendido, ha sido la de ultraje a los símbolos patrios. ¿Alguien recuerda aquella bandera cubana firmada por el máximo líder que colocó Núñez Jiménez en el Polo Norte? ¿Hay ultraje mayor al símbolo patrio que estampar una firma en la bandera cubana? ¿Qué diferencia hay entre esos jóvenes y el orgulloso firmante? Lástima que no tenga tiempo de buscar esa foto que hace años, quizá en mi infancia, salió en Granma o Juventud Rebelde y que a nadie se le ocurrió pensar que era un ultraje a la bandera de la estrella solitaria. No conozco los detalles del caso del matrimonio Lima Cruz pero sufrir que sus hijos, dos jóvenes, estén en prisión sometidos a tratos crueles y degradantes a su condición humana, como harto sabemos que ocurre en las cárceles cubanas hoy día sin que nadie pueda impedirlo es demasiado para unos padres. ¿Alguien lo duda?

Sin embargo, la familia de los cinco agentes del Ministerio del Interior, colegas de los que persiguen y encarcelan a este pueblo por disentir del régimen que padecemos por la fuerza, presos en los Estados Unidos, sí cuentan con recursos económicos suficientes para hacer una campaña internacional; y los ciudadanos de este país no tenemos el derecho de juzgar si el dinero empleado y la causa que defienden en verdad puede ser compartida por los cubanos de la Isla y hay que ver con impotencia cómo se la enseñan a nuestros niños en las escuelas sin pedir permiso siquiera a los padres y preguntarles si están de acuerdo en que sus hijos aprendan esa retahíla de nombres.

Es como si mañana tuvieran los niños en las escuelas que repetir los nombres – que no son nombres sino seudónimos de espías y enemigos del pueblo- de “Volodia”, un negro inmenso entrenado para quebrantar huesos que toda la oposición conoce. Octavio, Alejandro: todos dispuestos a matar por el líder, a abusar de los derechos del pueblo, al menos de una parte decidida del pueblo. ¿Es que acaso hay diferencia entre esos agentes y los Cinco del otro lado del mar? ¿No son de la misma escuela, no defienden la misma causa? ¿Cuánto le pagan al abogado norteamericano que no se decide a visitar primero a los presos políticos y averiguar quiénes son los plantados en Cuba? ¿Cuánto le pagan a Danny Glover por sostener el discurso edulcorado a propósito de que nadie sabe realmente que hay unos héroes inocentes en las cárceles con Internet de los EU? ¿No se apostaron los colegas de los Cinco en los alrededores de la casa de Antonio Rodiles el viernes último, no fueron los apostados los mismos colegas del agente “Volodia”, especie de “King Kong”, que amenaza a hombres desarmados sabiendo que a él lo cubre un ejército y un sistema legal absolutamente lleno de trampas y arbitrariedades donde se fabrican pruebas y falsos testimonios, donde se detiene a una persona y se le mantiene encarcelada si ellos quieren?

Los simpatizantes de la Revolución cubana deberían venir a padecerla, de lo contrario antes de sostener el calvario y la cruz de este pueblo, salgan a buscar la verdad o admitan ser peores que nuestros secuestradores.

Acuérdense de la familia Lima Cruz y hagan algo por ella.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Lima y Cruz

  1. Recuerdo haber leido algo de esos jóvenes y ahora los padres. A qué grado de desesperación ha llegado el régimen castro-comunista de encarcelar a personas indefensas, cuál es el temor, ellos -el régimen- si pueden violentar los símbolos patrios pintando sobre la Bandera Cubana -no castrista- la imagen de un criminal como lo fue el Che Guevara que ni cubano era. Ante tanto atropello les recuerdo que algún día todo se revertirá en su contra.

  2. No pusieron mi comentario, pero estoy completamente de acuerdo con tigo…Gracias.

  3. Mi comentario “anterior” se referia- a la indulgencia y cobardia _entre los propios Cubanos,que son “falsos y “BRAIN-WASHED” por el Regimen Dictatorial. Gracias, “Muchachita” por tus dignos y valientes Commentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s