Tulipan 14

le cheval automatique pag 2

Caminábamos Tulipán abajo, hacia la Calzada del Cerro. Victor habia dicho que Manuel Sanguily, al que yo solo recordaba por los libros de historia de la escuela primaria, había vivido en Tulipan 14 y allí había recibido a Maceo. Tulipán no es una calle tan larga. Después de la Calzada del Cerro termina en otra calle que se llama Sta Teresa.

La casa era la más bonita de por alli, a pesar de estar en ruinas. Por eso Luz se puso a hacerle fotos.

Fue entonces que la señora sentada en el portal destruido, nos llamó. Yo creo que tenía mucha ansia de contar su historia. Nos dejó entrar a su casa, en lo que debió haber sido antes una de las habitaciones de la casona, y nos dejó hacer fotos. Las raíces colgaban del techo. Aquello era impresionante. La misma vitalidad de la casa, donde las semillas prosperan, es la que la conduce a su final. Pero con las personas dentro, que no tienen adonde ir.

Y para sorpresa nuestra aquella gente está convencida de que es la misma casa que estábamos buscando, la de Sanguily.

Victor hace maravilla. Ha inventado un periódico del siglo XIX, él prefiere llamarlo un libelo apócrifo. Y en la pagina 2, ya está estampada la imagen de la casa, la casa en la resurrección por la imagen. Grandioso, verdad?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s