La Parada: un performance ciudadano

??????????Mi blog parece abandonado. Pero no será así. Lo que pasa es que quiero hacer muchas cosas y se me va quedando atrás actualizarlo. Sigo pistas de mi entorno, quiero comprender de qué va nuestra historia, nuestra parálisis social. No soy valiente. Reconozco que es fácil quedarse como yo en casa, tomar una bebida caliente, leer un libro, hacer preguntas a los demás. Lo difícil es salir a la calle, explotar en cualquier forma de protesta por tanta arbitrariedad como se vive. Por eso he pensado en parar, en que un mismo día y a una misma hora paremos como se para el mundo y nos conectemos con nuestra molestia. Porque estamos muy muy molestos, cada cual tiene en su propia historia personal por qué sentirse así. Pero Cuba es un país donde para salir a protestar hay que ser héroe. A mí no me gustan los héroes. Que por lo demás solo surgen en tiempos de barbarie. Imaginemos de que tamaño luce un individuo hecho a imagen y semejanza de Dios, según la Biblia, ante muros constitucionales como el que hace irrevocable el socialismo, el control central del Estado y el sistema político de partido único. Por eso hay que cambiar la Constitución, para que no hagan faltan héroes, sino que existan leyes que protejan a las personas del poder del Estado, Leviatán según Hobbes.

Si alguien sale y protesta viene la policía, tan bruta y tan brutal, y no solo se lo lleva detenido arbitrariamente sino que ahí mismo se pierde el vigor porque por los cuentos de los que han pasado por la experiencia se cae en una especie de burla revolucionaria que no conoce el valor del tiempo. Una persona se borra en ese tiempo de talla gigante donde no pasa nada nada nada. Y un policía más pobre que tú y con menos conciencia de sus derechos es quien te manda callar como si dijera: deja toda esperanza, aquí nos burlamos de todo, de los derechos civiles y políticos, de los económicos, de todo. Aquí no pasa nada nada nada…

Entonces yo propongo parar. Hacer una parada en la calle, individual, por ejemplo el miércoles próximo a las 2 de la tarde o cualquier otro día, solo 3 minutos, para meditar en todo lo que nos duele, en nuestra impotencia como individuo y como sociedad. Sin arenga, sin cartel, mirando hacia dentro, hacia el abismo sin fin que parece nuestro destino individual y nacional. Ellos no quieren que tomemos las calles porque viene el policía bruto con olor a jabón nácar (de la bodega) y mal aliento, que lleva en los ojos el pantano de la pachanga y la chusmería revolucionaria donde caen nuestros intentos cívicos, civilizatorios, y profundamente contrarrevolucionarios. Paremos, pues.

??????????

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a La Parada: un performance ciudadano

  1. Es triste leer un reclamo que pasa inadvertidamente entre muchos que no poseen los medios para aunar esfuerzos y a los que les llega verse impotente ante el mismo, otros que ni se molestan en leerlo porque no quieren verse comprometidos en su “próximo viaje” al basurero en que los Castros han convertido a Cuba. Entiendo el reclamo, pasé por lo mismo hasta el día que sin creerlo me vi libre.

  2. variar dijo:

    yo pienso como tu, de heroes ya estamos cansados.

  3. Pingback: Penúltimos Días » La cita del día

  4. Armienne dijo:

    Lilianne, es tan difícil y deprimente vivir sin libertad.

  5. nittikko dijo:

    Bravo Lily…Por cierto…te acuerdas de Luisma…? Un saludo desde Barcelona…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s