Esta entrevista a un amigo

turquinoOscar

Oscar necesita visibilidad para conseguir que dejen de molestarlo en su trabajo solo por ser la persona que es y defender esa identidad. Tipico de estos sistemas donde se intenta anular toda participacion, iniciativa, votacion, creatividad. Imaginen que clase de infierno cuando son los violentos, los ociosos, los menos inteligentes, los que reprimen, coartan, la libertad del resto.

Esta entrevista a Oscar Casanella, mi amigo, llego tarde a otros medios y por eso la publico en mi blog.

Oscar Casanella Saint-Blancard es Licenciado en Bioquímica y trabaja como investigador en el Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología (INOR). Es además profesor de Inmunología adjunto a la Facultad de Biología de la Universidad de La Habana, donde imparte clases sin cobrar salario desde el año 2006. A pesar de todos los servicios que brinda a la sociedad, Casanella es continuamente hostigado por la policía política desde el jueves 5 de Diciembre de 2013 en que planeaba dar una fiesta de bienvenida a Ciro Javier Díaz Penedo, graduado en Matemática en la Universidad de la Habana y músico de la banda de Punk Rock “Porno para Ricardo”, quien regresaba a Cuba y es su amigo desde hace 20 años.

Casanella en el año 2008 obtuvo una beca de bioinformática en la Universidad Complutense de Madrid y del 2009 al 2011 recibió entrenamiento en bioinformática en el Instituto Suizo de esta especialidad en la ciudad de Lausana. Actualmente está cursando el Programa Nacional de Doctorado Curricular Colaborativo en Bioinformática coordinado por el Centro Virtual de Bioinformática.

­¿Cuándo comenzó el acoso contra ti en el trabajo?

Tanto el Vicedirector del INOR Lorenzo Anasagasti Angulo como Pedro Wilfredo Fernández Cabezas, ambos miembros del PCC, a pesar de mi prestigio de 10 años de buen trabajo en el INOR, asumieron las mentiras de los oficiales de la policía política de que mis amigos y yo éramos mercenarios, terroristas, anexionistas y neoliberales. Estas personas me amenazaron con sacarme del INOR si yo seguía manteniendo relaciones de amistad con Ciro y los amigos opositores que a través de él yo he conocido. Anasagasti me removió del cargo de Secretario Ejecutivo del Forum de Ciencia y Técnica del INOR, me ha impedido participar en los proyectos de investigación con los centros del Polo Científico de la Habana.

También ha coaccionado a mis compañeros de trabajo para que ellos le entreguen las copias del proceso legal, que contiene los hechos y artículos violados por la Seguridad del Estado y sus colaboradores y de la carta enviada por mí a Raúl Castro, que tiene adjunto el excelente estado de opinión sobre mí de mis compañeros de trabajo, mis vecinos y mis alumnos de la Universidad de la Habana, alegando que todos estos documentos son propaganda enemiga.

HPIM0845

¿Cuál es tu situación laboral en este momento?

Los hechos más recientes son las coacciones de Anasagasti Angulo a mis compañeros de trabajo. Él exige a varios jefes de laboratorio del departamento de investigaciones del INOR, que impidan mi acceso a los mismos con el argumento de que existe una norma en el centro que restringe el acceso a los laboratorios. Sin embargo, exige que se aplique solo conmigo, no con el resto de los trabajadores que aunque no pertenezcan a un laboratorio si pueden entrar libremente en cualquiera de ellos, por lo cual me siento discriminado.

Yo soy parte de los profesores del módulo de biología molecular, asignatura que se le imparte a los médicos que están haciendo la especialidad en oncologíay la persona responsable de la coordinación de esta docencia me dijo muy triste, apenada y con lágrimas en los ojos que Anasagasti le exige que yo no entre a su laboratorio ni a trabajar. Esta persona está muy descompensada psicológicamente por todas las presiones de Anasagasti y está evaluando pedir la baja del INOR debido al dilema ético, profesional y personal pues además del plano laboral, tenemos una buena relación de amistad.

Anasagasti le dijo a otra persona que prefería que no se hiciera una tesis a que yo realizara el análisis bioestadístico de ésta. Pese a esta presión, esta persona permitió y reconoció mi colaboración en su tesis.

El pasado junio yo había planificado impartir un curso de bioinformática para investigadores y trabajadores interesados del INOR y para estudiantes de la Facultad de Biología de la Universidad de la Habana. Obtuve la autorización de mi jefe inmediato, estaba reservada un aula con el departamento de docencia pero Anasagasti no me dio la autorización. Al yo pedirle una respuesta frente a esta negativa el me dijo “Oscar, metete en la cabeza que yo voy a hacer todo lo posible por que tu no tengas futuro en esta institución, y te voy a dificultar cada paso que intentes dar”.

O sea, para el Vicedirector, es más importante su trabajo como colaborador de la Seguridad del Estado, aplicando la guerra psicológica contra mi persona, que tiene como efecto secundario una guerra también contra mis compañeros de trabajo, que la investigación sobre cáncer, la docencia y superación del personal médico y no médico y el trabajo en el INOR.

¿Has tenido noticia de que el vicedirector le haya hecho lo mismo a otros trabajadores?

Si, Anasagasti se apareció con los agentes “Victor” y “Mario” de la Seguridad del Estado un domingo de agosto pasado en casa del doctor Carlos Vazquez, jefe del servicio de tumores periféricos del INOR para intimidarlo por su relación de amistad con Manuel Cuesta Morua, líder del Partido Social-Demócrata, Arco Progresista.

¿Están garantizadas las condiciones en el INOR para el buen desarrollo de las investigaciones?

Te cuento que muchos insumos y materiales, son gestionados personalmente por los trabajadores. No son garantizados por la institución. Por ejemplo, en el INOR no disponemos del agua con la calidad requerida para llevar a cabo los experimentos. Personalmente he tenido que ir hasta el Centro de Inmunología Molecular en mi carro con mi gasolina para buscar varios galones de agua para los laboratorios de investigación del INOR, pues este centro sí posee los equipos necesarios para el proceso de purificación.

Hace años transportábamos en los ómnibus del transporte público las líneas celulares entre el INOR y el Polo Científico. La parte graciosa de la historia es que en una guagua repleta de gente se abrió un espacio en torno a nosotros cuando a causa de un frenazo se derramo un poco de nitrógeno liquido a 196 grados bajo cero, que se evaporo instantáneamente. Las personas nos decían que éramos terroristas que transportábamos acido.

Imagínate que yo estoy haciendo un doctorado en bioinformática y en el INOR no me dan acceso a Internet. Los jefes sí tienen. El acceso a Internet puede ser considerado ya un derecho humano. Pero aquí se prioriza más esta herramienta para los cuadros políticos que para los investigadores. Entonces me considero un bioinformático off line.

Hace poco tuvimos la oportunidad de publicar un artículo sobre metástasis cerebrales en la Revista World Journal of Oncology Research. Los editores de la revista piden a los autores de los artículos seleccionados alrededor de 200 USD para el derecho a publicar. Cuando lo comente en el trabajo me dijeron los compañeros que era una locura, que nunca me darían en el INOR esa cantidad. Gracias a mi hermana, residente en el extranjero, que pagó esta suma, pudimos publicar y ahora aparece el nombre del INOR en una revista científica internacional. En cualquier parte del mundo son las instituciones las que pagan las publicaciones de sus investigadores en revistas. En adición, fuera de Cuba las instituciones pagan el acceso de sus trabajadores a revistas científicas. Nosotros tenemos que pedir ayuda a amigos en el exterior que trabajan en centros de investigaciones que nos descarguen los artículos de interés y que nos los envíen por correo.

¿Alguna otra anécdota?

El martes 30 de diciembre de 2014 a las 11:40 am, fui secuestrado en el INOR por agentes de la Seguridad del Estado y la PNR. Varios miembros de la dirección del INOR salieron de sus oficinas para cederlas a dichos agentes que intentaron un interrogatorio a causa de mi invitación a varios amigos al performance de Tania Bruguera en la Plaza de la Revolución, que para nosotros recuperaría un poco su carácter de Plaza Cívica con la realización del performance. Luego de una hora en dicha dirección, los directivos del INOR permitieron mi secuestro en horario laboral y sin orden de detención, me trasladaron en tres patrullas junto a mi esposa Eleanne Triff Delgado y a mi primo Walter Saint-Blancard Valdés hacia Tarará. Luego de otra hora de incertidumbre en este último lugar nos llevaron a la unidad de la Policía de Guanabo. Fui interrogado por varios agentes de la policía política, entre ellos los agentes Víctor y Mario hasta las 9:20 pm. El agente Mario nos despidió diciéndonos que tuviéramos cuidado pues era de noche, fin de año y habían muchos accidentes. En el viaje de regreso, mi esposa, mi primo y yo sentímos que el carro de mi primo, que también fue trasladado en este periplo, tenía un sonido en una de las ruedas traseras que antes del viaje a la Unidad de la PNR no tenía. Al llegar a mi casa, revisamos y nos percatamos que los tornillos o clanes de la rueda que sonaba, estaban flojos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Esta entrevista a un amigo

  1. marioMoreno dijo:

    eso de la rueda con los tornillos sueltos lo reporto Paya muchas veces, es rutina para que tengas un “accidente”

  2. arni135@yahoo.com dijo:

    vivir el mundo alucinante fidelista no es facil, que suerte hace 35 anos me largue y nunca mas he vuelto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s