La soberanía, limitada por los derechos humanos

rscn1330

El noticiero nacional retransmitió anoche las palabras del canciller cubano en la Asamblea General de la ONU, y sonaba tan obsoleto el discurso de la soberanía y la autodeterminación de los pueblos; sobre todo después del 17D.

Como la espiral del canto del sapo enviada hacia la luna, chirrió otra vez el Estado- partido- gobierno en Cuba su vetusto discurso de los derechos del Leviatán.

El Leviatán, la bestia con medida de hombre, data de ¡1651!, en que fue publicado el libro por Thomas Hobbes. La viñeta (que intenté fotografiar más arriba), representa al soberano sosteniendo en lo alto una espada y ¡¿un báculo?!

Es la representación del Estado absoluto cuya alma es la soberanía; que, según Hobbes, asume “la personalidad de todos”. Según su teoría del Estado, la soberanía así constituida libraría a los súbditos, quiero hacer énfasis en la palabra súbditos, de “la guerra de todos contra todos”.

La soberanía, el Leviatán, ni siquiera en su nacimiento fue creado para conjurar peligros externos, ni amenazas de guerra en las fronteras, reales o ficticias. El Leviatán fue proclamado desde su origen para contrarrestar el discurso de las luchas políticas de la burguesía contra la monarquía absoluta y la aristocracia, en Inglaterra.

Que una persona es libre cuando se somete solo al imperio de la ley y no a la voluntad de otros hombres -que ninguna persona o grupo puede imponer a los demás las leyes que deseen (porque se trataría entonces de una relación de fuerzas, de guerra, dominación y servidumbre)-, es el discurso de la burguesía, asociado al desarrollo del capitalismo. Es el discurso de los Whig ingleses en 1688. “La finalidad perseguida por las leyes no se cifra en abolir o limitar la libertad, sino, por el contrario, en preservarla y aumentarla.” Libros como el Segundo Tratado del gobierno Civil de John Locke abatieron de una vez por todas las concepciones totalitarias-positivistas de Thomas Hobbes.

Ya no puede el castrismo hacer gritar a este pueblo que viva cuba libre desde la tribuna, porque nunca se ha tratado de Cuba libre porque nunca ha sido un problema de guerra en las fronteras, ni un problema de soberanía y autodeterminación ¿de quién? Sino de Cuba liberalizada, desplazando completamente el problema, del terreno de la supuesta guerra artificial frente a una potencia extranjera, al problema real de la política en relación únicamente con los actores internos, se trata exclusivamente de nuestros derechos civiles y políticos, con los que podríamos concebir nuestra libertad bajo el imperio de la ley.

Siempre se tratará de libertad bajo el imperio de la ley o justicia distributiva; economía dirigida o Laissez Faire. Pero lo realmente interesante es la relación que se produce inmediatamente entre dos sistemas económicos (Socialismo o Capitalismo) y el control del comportamiento; por un lado, dictadura sobre las necesidades cuando se trata de justicia distributiva; o, algo completamente subversivo respecto a ese orden de hierro, como es la integración social resultante de los mecanismos del mercado. O sea, siempre se tratara de defender un régimen de libertad frente a uno de dominación.

La libertad individual aparece o desaparece asociada a un tipo particular de sociedad. Es una herencia cultural relativamente reciente y aparece relacionada con la modernidad y el capitalismo. Parafraseando a Foucault, la sociedad en su modelo económico y político, se organiza de manera tal que algunos pueden defenderse de otros; o defender su dominación de la rebelión de los otros.

La soberanía que invoca el grupo al que representa el canciller cubano, ha conseguido perennizar su victoria en nuestro sometimiento. Nuestro trabajo para liberalizar Cuba, liberalizándonos a nosotros mismos, es arduo y no supone más que reformas políticas. Suficiente, dirán, para que sea bien difícil, tratándose de Cuba y lo alto que gritan sus cancilleres y dictadores. Gritan alto, pero no profundo. Todo comienza con el aprendizaje de la libertad como noción, primero en nuestro corazón.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s